Acer presenta la silla para jugadores definitiva, para dar más envidia que con el trono de hierro

Acer presenta la silla para jugadores definitiva, para dar más envidia que con el trono de hierro

A los jugadores nos gusta mucho presumir de nuestra “battlestation”, nuestro sitio de juegos; nos gusta enseñar nuestro PC gaming con lo último, nuestro teclado y ratón con millones de luces LED, y nuestro gigantesco monitor. Qué le vamos a hacer, somos así de simples, aunque el proceso de conseguir una battlestation digna puede ser complicado.

Claro, que si te compras el nuevo Acer Predator Thronos, no hace falta que hagas nada. Puedes tener el ordenador más simple y aún así ser capaz de presumir. Porque el monstruo que Acer ha presentado en el IFA 2018 es de los que llaman la atención incluso vacíos.

Predator Thronos, la silla gaming extrema

En teoría, el Predator Thronos es una silla gaming; pero no se parece a ninguna otra que hayas visto nunca. De hecho, es difícil ver la silla en sí por culpa de todo lo que le rodea. Un gigantesco trono con soportes y todo lo necesario para nuestro hardware, para crear una zona de juego como ninguna otra.

Con 219 kg de peso y 1,5 metros de alto una vez instalado, el Predator Thronos se convertirá en el protagonista de cualquier hogar en el que entre; ¿y qué si tienes que sacar el sofá?

Merecerá la pena. No es sólo porque la silla sea ergonómica y pueda inclinarse unos 140 grados, además de contar con reposapiés; también cuenta con vibración incorporada que reacciona al juego, para sentir los disparos en el cuerpo. Delante, un soporte para teclado y ratón para tener los controles siempre a nuestro alcance.

Todo lo que necesitas para desconectar del mundo real

Pero sin duda, estarás más centrado en el brazo superior, capaz de soportar hasta tres monitores de 27 pulgadas; y si no son monitores gaming, no se qué estás haciendo con tu vida.

Como por ejemplo, puedes instalar uno de los nuevos monitores de Acer, el Predator XB273K; con resolución 3840×2160 y refresco de 144 Hz, tienen hasta certificado Display HDR 400, lo que justifica el precio de 1.299 dólares. Los monitores están dispuestos de tal manera que ocupan nuestro campo de visión, y podemos controlar en todo momento lo que ocurre.

Lo que hemos podido ver en el IFA es algo que no olvidaremos en mucho tiempo. Acer aún no ha confirmado el precio ni la disponibilidad, pero podéis esperar un golpe en vuestra cartera; sobre todo porque la silla no incluye ni los tres monitores de 1.299 dólares cada uno, ni el ordenador gaming necesario para mover juegos a esa resolución y frecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: