AHRI La Vastaya de Nueve Colas

AHRI La Vastaya de Nueve Colas

Ahri, conectada de forma innata con el poder latente de Runaterra, es una vastaya que puede modelar la magia en orbes de energía pura. Se divierte jugueteando con su presa y manipulando sus emociones, antes de devorar su esencia vital. A pesar de su naturaleza predadora, Ahri conserva cierta empatía al recibir destellos de los recuerdos de cada alma que consume.

Abandonada en los bosques nevados del norte de Jonia, Ahri no conoce a su familia original, solo conserva un recuerdo que le dejaron: un par de gemas idénticas. Se unió a la cacería matutina de una manada de zorros de hielo y, al poco tiempo, la adoptaron como una de ellos. Sin nadie que le enseñara la magia de su especie, Ahri aprendió instintivamente a atraerla del mundo que la rodeaba, modelando esferas destructivas y agilizando sus reflejos para acabar con su presa. Si estaba lo suficientemente cerca, podía calmar a un ciervo, de forma que permanecía sereno incluso cuando ella le clavaba los dientes en su carne.

Ahri se encontró con humanos por primera vez cuando una tropa de soldados extranjeros acamparon cerca de su guarida. Su comportamiento le pareció extraño y, con curiosidad de aprender más, los observó a la distancia. Se sentía particularmente atraída hacia un cazador que, a diferencia de sus inútiles compañeros, usaba todas las partes de los animales que había matado, lo que le recordó a su familia zorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: