Día de muertos en Tlaxcala.

Día de muertos en Tlaxcala.

Entre los 60 municipios del Estado de Tlaxcala, el Día de Muertos se celebra de manera especial, pues en cada casa de estas familias hay un altar dedicado a  sus seres difuntos,  símbolo de la devoción y recuerdo a ellos, donde se ofrece como ofrenda alimentos, velas, flores y objetos de uso cotidiano del finado.

La costumbre es colocar la ofrenda desde la noche del 31 de octubre y se retira hasta el 3 de noviembre, pero esto puede variar, dependiendo de quienes son las visitas uno recibe, ya que las fechas varían si son almas de niños, mascotas o adultos.

  • 27 de octubre: Se recibe a las mascotas. Llegan a visitar la casa en la que en vida fue su hogar, por ello, en uno de los rincones de la vivienda se suele colocar agua y algún tipo de alimento.
  • 28 de octubre: Se recibe a las personas que murieron en un accidente o de forma repentina o violenta, así como a las ánimas solas. Se les coloca una veladora y una flor blanca.
  • 29 de octubre: Es el día dedicado a los ahogados.
  • 30 de octubre: Se deja una veladora y se coloca un vaso de agua por aquellas almas olvidadas o que no tienen familia que los recuerde.
  • 31 de octubre: Se recuerda a los niños que no fueron bautizados o no llegaron a nacer.
  • 1 de noviembre: Se dedica para recordar a las personas que fallecieron durante su infancia.
  • 2 de noviembre: Se recuerda a todos los difuntos que dejaron el mundo cuando ya eran adultos y recordando a nuestros ancestros como abuelos o bisabuelos.

Los elementos más representativos para la ofrenda son los siguientes:

  • Mantel blanco como símbolo de la pureza y alegría.
  • Agua para que los difuntos sacien su sed. También se suele preparar aguas de sabores.
  • Cirios y veladoras para que las almas de los muertos puedan encontrar su destino.
  • Fruta como la caña, naranja, mandarina, guayaba.
  • Papel picado colorido trabajo artesanal que simboliza el viento y añade un ambiente festivo a la ofrenda.
  • Comida: Los platillos que le gustaban al difunto. Suele ser comida típica mexicana como arroz, mole, tamales o frijoles.
  • Calaveras de azúcar, que son réplicas de cráneos humanos, comúnmente decoradas con varios colores y un papel con el nombre del ser querido, también se pueden hacer de amaranto y chocolate.
  • Tierra o ceniza símbolo de nuestra condición mortal e influencia del catolicismo: “polvo eres y en polvo te convertirás”.
  • Pan de muerto preparado especialmente para esta temporada, hablamos de las hojaldras, tiene forma redonda, es cubierto de azúcar y  decorado con masa en forma de huesos.
  • Copal e incienso,  el aroma guía a las almas hacia la ofrenda, este humo, producto de quemar resinas vegetales, llena el espacio entre la tierra y el cielo.
  • Dulces típicos, como el de calabaza, camote y guayaba, también se colocan alegrías de amaranto y miel.
  • Bebidas alcohólicas tequila, pulque, mezcal y cigarros, sólo para las ofrendas de adultos.
  • Sal elemento de purificación y ayuda a que el cuerpo no se corrompa en su viaje.
  • Flor de cempasúchil su nombre viene del náhuatl y significa “flor de cuatrocientos pétalos”. Su color amarillo representa al sol, que guía el alma del difunto, los pétalos también son utilizados para decorar y formar un camino hacia el altar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: