Sin embargo, una nueva patente registrada por Sony podría abrir las puertas para que la PS5 ejecute juegos de las 3 primeras generaciones de PlayStation, aunque no de la forma que muchos están esperando.

La patente encontrada por el usuario de Twitter, Renka_schedule indica que los juegos de PS1, PS2 y PS3 se podrán almacenar en la nube y reproducir a través de una máquina virtual que emula los sistemas operativos de las consolas originales.

¿Esto significa retrocompatibilidad?

No precisamente, en el caso de Xbox la retrocompatibilidad es posible con juegos físicos, digitales y los que están almacenados en la Nube (project xCloud). Esto podría ser algo mucho más parecido a lo que vimos en la PS4 cuando permitió jugar algunos juegos de PS3 a través de PS Now, aunque el problema es que sin importar si ya tenías el juego tenías que pagar para disfrutar de esta función.

De cualquier manera, esto podría ser un primer paso para Sony en su afán por ser un poco más agresivo en uno de los aspectos en los que siempre ha ido detrás de Xbox, y es que, a diferencia de Microsoft, que ya anunció que habrá miles de juegos con la Series X gracias a la retrocompatibilidad, con la PS5 la cantidad de juegos será mucho más limitada con su lanzamiento.

La información acerca de que Sony podría usar máquinas virtuales para emular un sistema operativo de una PS1, PS2 o PS3 ya se había escuchado desde hace meses, pero se creía que este proceso sería dentro de la consola para poder ser compatible con juegos físicos y digitales, por lo que aumenta la posibilidad de que únicamente vaya a ser posible con PS Now.

Por otro lado, no olvidemos que se trata de una patente, lo cual no es garantía de que Sony en verdad vaya a lanzar esto con la PS5, pero sin lugar a duda sería una buena forma de hacer más atractiva la compra de la consola.