Estas son las transformaciones más grotescas de los héroes en el anime

Estas son las transformaciones más grotescas de los héroes en el anime

La serie de anime normalmente presentan transformaciones radicales. Los personajes expulsan sus auras, cambian su color de cabello, aumentan su masa muscular o se acerca a un estado divino que deja a la tierra temblando ante ellos. Algunas de estas transformaciones son realmente monstruosas y grotescas, que a veces suelen herir a los más débiles.

Si bien no es inusual que sean los villanos los que atraviesen una transformación de pesadilla, algunos héroes también han pasado por transformaciones horribles, aunque esto es algo menos común. A continuación se presentan ocho de las transformaciones de héroes más grotescas.

Akira Fudo (Devilman)

No importa qué serie de Devilman veas o leas, una cosa siempre se mantiene: Akira es poseído por el demonio Amon y su vida se vuelve una pesadilla. Incluso si el antiguo anime de los años 70 se siente suave según los estándares actuales, Akira aún así se convierte en un monstruo asesino. La presencia de Devilman es lo suficientemente aterradora como para provocar locura y paranoia en la sociedad. Incluso si los verdaderos monstruos no fueran las personas en Devilman, la fusión de Akira con Amon es ciertamente horrible. Esto se vuelve incluso más evidente en el OVA, Amon: Devilman Mokushiroku, en donde Akira cede ante la influencia de Amon y el demonio realiza actos horribles.

Kyo Souma (Fruits Basket)

Kyo es uno de los muchos miembros del Clan Souma maldecidos con el zodiaco, que provoca que se transformen en un animal cuando es abrazado por un miembro del sexo opuesto. La transformación de Kyo es un gato, que a primera vista parece bastante adorable. Sin embargo, la segunda transformación de Kyo, que se desencadena cuando se quita el rosario de su muñeca es, por mucho, más grotesca. Una manifestación de la fealdad y el odio a sí mismo, la segunda forma de Kyo fue lo suficientemente impactante como para dejar a Tohru Honda al borde de un ataque de terror. Si no fuera por el infinito amor de Tohru, esta podría haber sido la última vez que ambos cruzaran palabras y Kyo se quedara completamente solo.

Armin Arlert (Shingeki no Kyojin)

Múltiples personajes de la serie pueden transformarse en Titanes, específicamente, el selecto grupo conocido como los Nueve Titanes, cada uno con poderes únicos. Si bien Eren Yaeger ha cumplido con su deber en la vida reuniendo el poder de tres de los Nueve Titanes en su ser, Armin Arlert podría tener la transformación más impactante de todas.

Armin puede convertirse en el Titan Colosal sin piel, esto después de la desaparición del Titan Colosal anterior, Bertolt Hoover. El Titan Colosal de Armin posee incluso más de sus huesos sobresaliendo de su carne, y esta lenta transformación eventualmente lo matará debido a la Maldición de Ymir.

Shinichi Izumi (Kiseijuu: Sei no Kakuritsu)

Esta serie también conocida como Parasyte es un anime de horror sobre entidades alienígenas que infestan y mutan la carne de sus anfitriones, que recuerda bastante al clásico de horror de John Carpenter, The Thing. Sin embargo, Shinichi tuvo la “buena suerte” de que su parásito alienígena, Migi, solo lograra infestar su mano derecha. Ambos forman una relación simbiótica, luchando contra otros parásitos creando cuchillas y armas usando su propia carne.

Más adelante, Migi se extiende por todo el cuerpo de Shinichi, permitiéndole prácticamente utilizar todo su cuerpo como arma de destrucción. Él puede torcer y calcificar su carne, hacer brotar nuevas extremidades e incluso regenerarse. Ciertamente un poder bastante fabuloso que incluye transformaciones bastante impactantes.

Chise (Seishuu Heiki Kanojo)

Una tierna e inocente estudiante de preparatoria fue convertida en el arma definitiva. Mientras Chise no genera nuevos miembros ni cambia su exterior, la monstruosa transformación que experimenta es una que persiste debajo de su piel. Sus entrañas son devoradas por las partes de una máquina para pelear en una brutal y grotesca guerra que para ella no tiene ningún sentido.

El monstruoso horror que presenta Seishuu Heiki Kanojo es un temor existencial, con Chise viendo continuamente su cuerpo alterado hasta que se observa el alcance de lo que el gobierno ha hecho cuando su piel literalmente se despega de su cuerpo para revelar que sus órganos han sido ya devorados por los mecanismos. Pierde su capacidad de sentir, de saborear, de tocar, de generar calor corporal, resultado en un genuino anime de terror, inquietante como pocos.

Ken Kaneki (Tokyo Ghoul)

Después de un romántico encuentro con la desesperación y el horror mismos, Kaneki se convierte en un monstruo devorador de carne, conocido como Ghoul. No obstante, si bien el cambio en el color de sus ojos y su cabello no son nada fuera de lo común, su apetito interno por la carne humana es la manifestación monstruosa de sus nuevas habilidades. Y si esto no es suficiente, cabe mencionar que Kaneki cuenta con muchas formas relacionadas con la liberación de su kagune, una herramienta de los Ghoul para defenderse y luchar.

No obstante, la transformación más horrenda y sorprendente de Kaneki fue cuando se convirtió en el Dragón, un colosal kaijuu que destrozó a Tokio por completo. La única salvación de Kaneki llegó cuando su fue arrancado físicamente de sus propios miembros mutados.

Rei Ayanami (The End of Evangelion)

La transformación de Rei Ayanami en la película The End of Evangelion, en donde se fusiona con los ángeles Lilith y Adam, no luce aterradora al principio. Después de todo, solo es una chica desnuda del tamaño del planeta. Lo que hace a la Rei gigante grotesca es lo extraña que es su actitud durante toda su transformación.

Si bien su voluntad es cumplir el deseo de Shinji sobre si llevar a cabo o no la Instrumentalización, su cuerpo en esta gran estructura provoca un sentimiento de inquietud en el espectador y no precisamente de terror. Sus acciones durante la Instrumentalización ciertamente condujeron a Shinji a la locura y al final, todo lo que quedó del cuerpo de Rei fue un cuerpo que no se pudre, desmoronándose y mirando hacia la población del planeta renaciendo.

Alucard (Hellsing)

Siendo uno de los vampiros más notorios en la historia, Alucard no carece de habilidades monstruosas. La peor de ellas es cuando desata su verdadero poder, brotando familiares de su carne, ya sean sabuesos demoníacos, las almas de aquellos que ha matado, o cualquier variedad de colmillos, ojos o colmillos.

Lo que hace a Alucard tan temible y grotesco es que, realmente, no tiene forma cuando se transforma. Cualquier cosa puede brotar de su cuerpo mientras se transforma, lo que ciertamente genera pánico en sus adversarios al ver que el mundo pasa a convertirse en una extensión de la sangrienta carne de Alucard. A diferencia de los otros en esta lista, Alucard ya es un monstruo por sí mismo, pero solo en ciertas ocasiones se convierte en un verdadero monstruo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: