HEIMERDINGER El venerable inventor

HEIMERDINGER El venerable inventor

Del diario del profesor Cecil B. Heimerdinger

14.10

09:15

Las condiciones meteorológicas actuales en la Ciudad de Bandle parecen óptimas. ¡La presión atmosférica es ideal para los experimentos que haré hoy!

Esta tarde la dedicaré a la quinta prueba de mi Tridiminimobulador. Hay que hacer algunos ajustes, pues la vez anterior me chamusqué el bigote. Concluyo que será necesario ajustar la salida de energía.

16:00

¡El Tridiminimobulador sigue sin mantener la eficiencia energética debida! Habrá que realizar más cálculos. De momento, descubrí algo que me dejó bastante intrigado.

Cuando volvía a casa desde la zona de pruebas, me crucé con una pandilla de yordles jóvenes que estaban pasándose una especie de proyectil esférico los unos a los otros. Era un concepto de lo más sencillo: lanzar el objeto hacia alguien, atraparlo, volver a lanzarlo a otro yordle y repetir. Sin embargo, los fallos de cálculo de los yordles provocaban demasiados errores. Lanzaban con una fuerza y puntería inconsistentes, por lo que la »pelota» (como ellos la llaman) se les caía una y otra vez… Este proceso se puede mejorar de muchas maneras. Según mis cálculos, y tras haber recaudado datos de entre los mismos participantes, si el lanzamiento tuviera una velocidad y un arco adecuados, ¡la diversión aumentaría en un 44,57%! Tengo que meditar sobre este proyecto durante la tarde.

15.10

05:20

¡Eureka! Encontré una solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: