Entre otros acontecimientos, AMD por fin parece haber salido de su letargo para resurgir de las cenizas que llevaba años acumulando como un Ave Fénix, dispuesto a plantar batalla a los modelos de su eterna rival Intel. Y ahora llega el momento de hacer balance y repasar cómo ha quedado el panorama de los mejores procesadores gaming del momento.

Los procesadores Ryzen de AMD han traído una brisa de aire fresco a la endogamia impuesta por losprocesadores de Intel ante los reiterados fiascos de AMD en el pasado. Con los nuevos AMD Ryzen hemos recuperado la esperanza de configurar un ordenador gaming a un precio asequible, y dejar en manos de los usuarios la elección de si es mejor un PC gaming con AMD o con Intel.

Mejores procesadores gaming de gama alta 

¿Eres de los que no se conforman con cualquier cosa en lo que a rendimiento en juegos se refiere? En ese caso necesitarás un procesador de gama alta que facilite el máximo rendimiento a tu GPU, y obtener un comportamiento fluido de tus juegos incluso en configuraciones multimonitor y con resoluciones 4K.

Un gran poder viene asociado a un gran precio, y ese es uno de los aspectos que más se tienen en cuenta a la hora de montarse un PC gamer.

Si el precio no es un problema, aquí te mostramos algunas recomendaciones de los mejores procesadores gaming de gama alta que encontrarás en la actualidad.

  • Intel Core i5-7600K . Si durante el passado 2018 ha habido un auténtico procesador superventas ese ha sido el Core i5 7600K ya que se trata de un procesador con un precio de gama media, pero que ofrece un rendimiento propio de gama alta. Parte de su secreto lo encontramos en su facilidad para subirle la frecuencia de trabajo gracias a su multiplicador desbloqueado. Esto permite emparejar esta CPU con una GPU de gama alta sin que se aprecien cuellos de botella en su rendimiento.
  • Intel Core i7-7700K . Si prefieres no jugártela y obtener el máximo rendimiento, la mejor alternativa es optar por el que ha sido el sueño húmedo de los gamers durante 2017. El rey absoluto de esta categoría durante el pasado año viene con 4 núcleos y 8 hilos a una frecuencia base de 4,2 GHz, pero que gracias al Turbo Boost puede llegar a los 4,5 GHz casi sin inmutarse. Al tener el multiplicador del reloj desbloqueado, permite subir todavía más esa frecuencia.
  • AMD Ryzen 7 1700X . AMD también tiene mucho que decir en esta gama de procesadores gaming de altas prestaciones y para eso cuenta con la familia Ryzen 7 que ofrece un rendimiento brutal gracias a sus 8 núcleos reales y 16 hilos. A pesar de que en la actualidad muchos juegos no hacen uso de las tecnologías multinúcleo, esta tendencia parece que cambiará en poco tiempo y los juegos comenzarán a optimizarse para aprovechar todo el potencial de estos procesadores.
  • Intel Core i7-8700 . La nueva hornada de procesadores Intel Coffee Lake ha dado finalmente el salto a los sistemas de 6 núcleos con tecnología hyper-threading que le permiten ejecutar 12 hilos en sus procesadores de gama alta, en lugar de estar limitados a los de rendimiento extremo como son los Intel Core i9. Si prefieres tener la opción de arañarle algunos FPS adicionales a tu configuración, puedes conseguirlo subiendo la frecuencia de su reloj, aunque para eso necesitas tener la versión desbloqueada Intel Core i7-8700K , que incluye un incremento en su precio.
  • AMD Ryzen Threadripper 1900X . No podemos cerrar esta selección de los mejores procesadores gaming de gama alta sin mencionar a los Threadripper de AMD que, si bien es cierto que el gaming no es su punto más fuerte por la falta de optimización de los juegos en el uso de los núcleos, puede ser la pareja ideal para cualquier GPU de gama alta a la que acompañará incansable en las tareas más exigentes. Sus 8 núcleos y 16 hilos a 3,8 GHz proporcionan una fuente inagotable de potencia y sus 20 MB de cache le permiten trabajar con grandes volúmenes de datos de forma eficiente.