Profundizamos en @Xbox Series X y su #hardware, posibilidades y #rendimiento de los #juegos

Profundizamos en @Xbox Series X y su #hardware, posibilidades y #rendimiento de los #juegos

No será la única novedad, pero en esta etapa del lanzamiento de la nueva generación es la característica estrella: la velocidad. No en vano, Microsoft ha bautizado una de sus características como Xbox Velocity Architecture. Solo hace falta pulsar el botón de encendido en la nueva Xbox Series X para darte cuenta de ello. Con la consola apagada por completo, tan solo harán falta 10 segundos para arrancarla desde que das al botón de inicio, a diferencia de los más de 60 segundos que tardaba en arrancar Xbox One X.

Comenzando por su menú, que ha tenido una actualización reciente, para seguir perfilando las ideas que ya mostró la última actualización. Es de esperar que la interfaz sea la misma que puedes encontrar en el ecosistema Xbox tras la última actualización, que incluye la tienda renovada y algunas opciones más estilizadas, pero con ese fondo nuevo y animado que habréis podido ver en algunos reportajes, bautizado como fondo dinámico. Parece que por fin vamos a tener fondos en movimiento con Xbox Series X y esto me ha hecho pensar si cada juego incluirá el suyo (ya que ahora los fondos cambian según el último juego ejecutado en el sistema) o si habrá algún espacio para la adquisición de más fondos, como en el caso de Playstation 4. Es cierto que no tener un menú distinto al que podemos ver en la presente generación no termina de dar un aspecto de “nuevo”, pero también es verdad que Xbox, con sus últimas actualizaciones, había conseguido un buen menú principal, rápido, accesible y personalizable gracias a los grupos; además de una tienda mejorada con la que es un gustazo por fin navegar entre las distintas ofertas y fichas de juego, con sus contenidos descargables mejor presentados.

Sin embargo, la característica estrella sigue siendo el Quick Resume, esa forma de pasar de un juego a otro como cuando lo dejábamos suspendido, pero permitiendo ahora mantener en la memoria muchos más. ¿Cuántos? Lo cierto es que es difícil saberlo, ya que parece que depende de los juegos en cuestión. La primera vez que conocí esta característica, e incluso cuando por fin tuve la consola en casa, pensé que era algo menos relevante del bombo que se le estaba dando; que, en el fondo, era algo espectacular, pero poco útil. Al fin y al cabo, yo no tengo tanta hiperactividad en mis partidas: no salto de Assassin’s Creed Odyssey a Red Dead Redemption 2, para luego irme a Resident Evil 7. Pero cuando piensas en el Quick Resume a la larga, y no para una prueba rápida, es cuando entiendes su utilidad: puedes disfrutar de tu juego de cabecera, por ejemplo un juego largo como Cyberpunk 2077, y retomar ese campeonato de Forza 7 que vas jugando a ratos, y que hace una semana que no continúas. La consola retomará el punto exacto de suspensión aunque lleves muchos días sin jugar. Y atención, porque esto es mejor todavía: ¿que te vas al pueblo? Apagas la consola, la desenchufas, la conectas al llegar y… exacto, las partidas siguen funcionando. No soy un experto y a mí esto me suena un poco a magia vudú, pero entiendo que el sistema guarda todo lo necesario para ejecutar Quick Resume en el disco interno, como el resto de datos, y por lo tanto no necesita de alimentación para funcionar, porque el juego realmente no está “suspendido”, simplemente estás cargando partida a una gran velocidad.

Mil maneras de almacenar

La teoría nos dice que el componente que más va a bajar de precio en los próximos años, tras la tiranía de la memoria RAM que ya no baja como nos tenía acostumbrados, es el disco duro. Entiendo que los precios ahora son los que son, y 1TB de almacenamiento puede no ser suficiente para una consola que no solo soporta los nuevos juegos que van a llegar de ahora en adelante, sino todo el legado de títulos retrocompatibles que ya están disponibles, a los que se irán sumando más en el futuro. Así que la cuestión del almacenamiento es comprensible.

Toda la máquina arrima el hombro para cargar los juegos de forma más eficienteLa solución que da Microsoft es, cuanto menos, variada. El disco SSD externo Seagate de 1TB es caro y, como digo, habrá que esperar unos años hasta que este tipo de NVMe de lectura rápida, ya que son la última generación que alcanzan lecturas hasta los 4,8 GB/s, no bajen de precio. Por el momento, durante mis primeras pruebas en las que he tenido que lidiar con el almacenamiento (al querer probar tantos juegos a la vez para el reportaje), he podido darme cuenta de primera mano que hay muchas soluciones elegantes a la hora de guardar tus juegos. Está claro que, si quieres descargar todos los juegos de nueva generación, será complicado, ya que estos requieren que cumplan estas características en cuanto a velocidad de lectura; pero si tu objetivo es también almacenar juegos de Xbox One, Xbox 360 y la Xbox Original, siempre puedes echar mano de un disco mecánico o un SSD menos rápido y los juegos se ejecutarán perfectamente. Es más, si usas un disco SSD, también los podrás hacer cargar de forma rápida. Más aún: incluso si usas un HDD tradicional, también se cargarán más rápido que en el hardware original, porque la nueva CPU ayuda a procesar la información más rápido; es decir: no solo depende de la velocidad del disco de almacenamiento, sino que toda la máquina arrima el hombro para cargar los juegos de forma más eficiente.

Xbox Series X: Profundizamos en Xbox Series X y su hardware, posibilidades y rendimiento de los juegos

Vamos con el más difícil todavía: tras las pruebas que he realizado moviendo múltiples gigas de disco a disco, terminé llegando a la conclusión de que copiar datos en el disco interno de Xbox Series X es rápido, muy rápido. Mover 60 GB desde un disco mecánico de toda la vida al disco interno puede ser una operación de unos 8 minutos, mientras que con un SSD es aún menos tiempo. ¿Por qué digo todo esto? Porque tus discos externos de cualquier índole pueden almacenar perfectamente juegos de nueva generación. No pueden reproducirlos, pero no hay duda de que esperar 8 minutos, en el peor de los casos, es mejor que descargar 60 GB desde la tienda incluso con mi conexión de 600 Mb, que en Series X me han dado resultados oscilantes de entre 480-680 Mbps de descarga desde la store: unos 15 minutos para descargar el juego cuando los servidores van bien. Personalmente, no descarto agenciarme un HDD barato, de 5-6 TB, y utilizarlo para juegos clásicos y también para juegos nuevos que quiera rejugar, en vez de tener que descargarlos otra vez. Eso sí, los más que probables nuevos parches tendrán que ser añadidos; pero si tienes una conexión a Internet lenta, puede ayudarte bastante.

Un mando para gobernarlos a todos

Xbox Series X Xbox Series

No os voy a engañar: coger el mando de Xbox Series X es una experiencia muy familiar. Tanto que a simple vista solo parece variar en al inclusión de ese nuevo botón de compartir que se añade en el centro y que hace honor a su nombre. Sin embargo, si nos vamos a los detalles, podemos sacar unos cuantos muy curiosos y que merece la pena mencionar. Ese botón Compartir es personalizable, por cierto: puedes seleccionar qué función quieres que haga si lo pulsas una vez (capturar pantalla, grabar lo sucedido, empezar a grabar…) o si lo mantienes pulsado.

Xbox Series XXbox Series X Xbox Series

Pero volviendo al mando en sí, se agradece que la textura de la parte trasera tenga ese aspecto rugoso, que no solo sirve para sostener mejor los cuernos, sino que es más agradable al tacto. Los gatillos también disponen de una superficie rugosa, pero me ha llamado más la atención, y para bien, el hecho de que sean algo más pequeños. Quizá sea cosa mía, pero en ocasiones relajaba el índice izquierdo y a veces pulsaba levemente el gatillo sin querer al posarlo demasiado sobre él. Con el nuevo mando no me pasa.

Sin duda, mi cambio favorito es el D-Pad. La cruceta. Y eso que sigo prefiriendo que sean de goma, pero su disposición, aunque parezca algo extraña, está muy bien planteada. Esa hendidura que hace sobresalir las direcciones principales resulta muy cómoda al pulgar y si colocamos éste en el centro, nos permite manejar muy bien todas las direcciones para géneros que sean algo más específicos como los juegos de lucha o los shoot’em ups. No es tan espectacular como ese mando de Xbox 360 que tenía una cruceta que se transformaba al girar (todavía lo conservo), pero responde muy bien a la ambivalencia que siempre ha tenido la cruceta. En lo personal, además, siempre he tenido algunos problemas con la cruceta del mando de One, que en ocasiones no marcaba a la primera mis acciones (al moverme por un menú, por ejemplo). Con el de Series X no solo no he tenido problemas, sino que el feedback del botón me parece mucho más conseguido (para ser plástico).

¿Hace ruido mi consola?

Xbox Series X

Abreviemos: no. Creo que el ruido más alto que he oído en Series X ha sido el del lector de disco al instalar un juego. He querido matizar esto porque, en los últimos días, ha habido algunos comentarios acerca de que la consolas se calienta mucho. Hasta Aaron Greenberg tuvo que aclarar en Twitter que “la consola no se calienta más que una Xbox One X”, la cual siempre fue particularmente silenciosa. Y también hay que matizar, porque el tema del ruido y el sobrecalentamiento es algo que preocupa, y con razón, a los jugadores. No es del agrado de nadie que tu máquina suene como un motor a reacción cuando deberías estar concentrado en esa escena tan dramática. Mi antigua PS3 cuando se le acabó la pasta térmica es testigo de ello.

En ningún caso la máquina ha tenido que hacer un uso masivo de su gran ventilador axialPero creo que hay que diferenciar entre calor y sobrecalentamiento. Xbox Series X tiene componentes electrónicos que producen calor; y calor a altas temperaturas. Todo dispositivo así, genera, emite y disipa calor. Si colocas tu mano sobre la base superior, donde está la rejilla, notarás que está caliente. No me cabe duda de que cuando pongas un juego potente, estará muy caliente. Esto es lo mismo que ocurre en todas las consolas, si colocas la mano en la rejilla trasera; la diferencia es que Series X tiene esa rejilla más a la vista, en su parte superior. En todas mis pruebas, en ningún caso la máquina ha tenido que hacer un uso masivo de su gran ventilador axial. Son estos ventiladores cuando funcionan a un porcentaje alto (junto a la acumulación del polvo) los que generan ruido, pero por el momento no puedo decir que el de Xbox Series X no se haya despeinado en sus tareas. Lógico, por otro lado, ya que todavía no ha sido puesta a prueba con el paso de los años y de software más potente.

Sacando partido a la máquina

Xbox Series X Xbox Series

Todavía faltan muchas pruebas con Xbox Series X que tendrán que llegar cuando tengamos más producto disponible para probar sus capacidades. Y estoy seguro de que en futuras actualizaciones veremos aún más características que se añadirán al menú y el ecosistema. Pero muchas de las que ya estaban disponibles han sido mejoradas. La descarga de juegos parece alcanzar velocidades más rápidas a la hora de bajar contenido de la store

Otra característica en la que tenía mucho interés es la captura de partidas. Xbox lo había hecho espléndido en este apartado, permitiendo capturar en discos externos hasta una hora de contenido en 4K (lo cual es muy conveniente cuando te dedicas a hacer análisis en vídeo), algo que suele demandar de una capturadora externa y de las caras, si quieres la mejor resolución. Esta función sigue estando en Series X y ha visto subida la velocidad de codificación de 22 Mb/s a los 30 Mb/s, lo que permite tener una imagen algo menos comprimida. Personalmente prefiero moverme en los 40-50 Mb/s a la hora de capturar contenido, pero celebro que se haya implementado una mejora y ojalá en el futuro el usuario pueda establecer su propio bitrate. He probado la aplicación de Twitch para emitir contenido, por cierto, pero de momento no hay cambios para emitir a más calidad o resolución.

¿Qué tal los primeros juegos?

Lo más relevante sobre los juegos ya lo comentó Álvaro en sus primeras impresiones sobre la máquina y no hay muchas novedades que pueda aportar al respecto, más que lo dicho anteriormente. Pero a medida que avanza el tiempo y la hoja de ruta de Microsoft, tendremos novedades, ya que los juegos insignia de Xbox One, por ejemplo, como Forza Horizon 4, Gears 5, no están disponibles por el momento ya que están a la espera de un parche que adapte las mejoras hechas específicamente para Series X y S. Pero por especular, podemos suponer que juegos como Forza Horizon 4, que tenía ese selector para mejorar la imagen o el rendimiento, disponga ahora de nuevos modos que elevan exponencialmente la tasa de frames y la resolución. Halo 5 Guardians, de hecho, acaba de ser actualizado mientras escribo estas líneas y es de esperar que su resolución dinámica permita llegar a los 4K nativos con respecto a las oscilaciones entre los 1584p y los 1890p.

No serán los únicos, y hasta que Microsoft no dé una lista con las mejoras de, al menos los juegos más importantes, tendremos que ir haciendo diversas pruebas y esperando a los sucesivos parches. Por ejemplo, en un reciente comunicado en Xbox Wire, se ha confirmado que Fallout 4 alcanzará los 60 frames por segundo tanto en Xbox Series X como en S. Y sí, también hemos probado la famosa versión de Assassin’s Creed Unity sin parchear, que al tener una tasa de frames desbloqueada, alcanza unos sólidos 60 frames por segundo.

¿Qué ocurre con los juegos del legado de las anteriores consolas? Seguirán llegando, por supuesto¿Y qué ocurre con los juegos del legado de las anteriores consolas? Seguirán llegando, por supuesto. Lo cierto es que la situación estaba algo detenida en los últimos meses, entendiendo que el equipo de retrocompatibilidad está trabajando en realizar los ajustes de los miles de juegos que tienen que funcionar en Series X y S, pero es de esperar que las fabulosas Enhanced Edition de juegos de 360 y la Xbox Original, aquellas que subían las resoluciones de los 720p y 360p respectivamente mediante el denominado método Heutchy, sigan llegando y tengamos nuevos juegos que se unan a las impresionantes conversiones de juegos como Red Dead Redemption 1, Fallout 3, Final Fantasy XIII o SSX3.

También habrá una transición en los juegos que compartan generaciones. Es el famoso Smart Delivery, al que se irán sumando nuevos juegos a medida que vayan siendo lanzados y Microsoft optimice algunos de los que ya están disponibles. No hará falta hacer nada al respecto, ya que la consola que tengamos identificará la mejor versión disponible para ella. Los juegos compatibles con Smart Delivery disponibles hasta la fecha son:

  • Assassins Creed Valhalla (Smart Delivery)
  • Borderlands 3 (Smart Delivery)
  • Bright Memory 1.0
  • Cuisine Royale (Smart Delivery)
  • Dead by Daylight (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Devil May Cry 5: Special Edition
  • DIRT 5 (Smart Delivery)
  • Enlisted
  • Evergate
  • The Falconeer (Smart Delivery)
  • Fortnite
  • Forza Horizon 4 (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Gears 5 (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Gears Tactics (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Grounded (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • King Oddball (Smart Delivery)
  • Maneater (Smart Delivery)
  • Manifold Garden (Smart Delivery)
  • NBA 2K21
  • Observer: System Redux
  • Ori and the Will of the Wisps (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • Planet Coaster (Smart Delivery)
  • Tetris Effect: Connected (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • The Touryst (Xbox Game Pass + Smart Delivery)
  • War Thunder (Smart Delivery)
  • Warhammer: Chaosbane Slayer Edition
  • Watch Dogs: Legion (Smart Delivery)
  • WRC 9 FIA World Rally Championship (Smart Delivery)
  • Yakuza: Like a Dragon (Smart Delivery)
  • Yes, Your Grace (Smart Delivery)

Así mismo, estoy haciendo pruebas con algunos de los primeros juegos que nutrirán el lanzamiento de la consola, como Dirt 5 y Yakuza Like a Dragon. Por el momento os puedo decir que, sin ser los mayores exponentes técnicos, son un buen atisbo de estar ante una nueva generación. La suavidad con la que se mueve Dirt 5 a 4K de resolución y 60 frames por segundo es notoria, mientras que Yakuza muestra una imagen a 1440p60 o 4K30. Esto deja patente otra realidad que no será exclusiva de esta generación, sino que llegará a la siguiente: los selectores gráficos han llegado para quedarse, priorizando resolución, suavidad o calidad de efectos. Para este aspecto, me habría gustado algo más de claridad, ya que no son nada específicos en cuanto a qué consigue cada uno de ellos; por ejemplo, Yakuza Like a Dragon llama a los 1440p60 frames por segundo “modo Normal”, pero nunca detallan números.

Xbox Series X

Por otro lado, Dirt 5 también muestra otra realidad que, tras empezar a popularizarse en PC, por fin será posible también en consola: los 120 frames por segundo. No es algo nuevo, John Carmack ya venía avisando cuando todavía trabajaba en id Software de que estas altas tasas de frames son interesantes para los videojuegos, y los últimos años se han prodigado los monitores con altas frecuencias. En el caso de Xbox Series X, necesitaremos un televisor o monitor que disponga de esta tasa de refresco, pero si queremos sacar el máximo partido a los 120 frames en altas resoluciones, también necesitaremos una televisión con entrada para HDMI 2.1, que lo permita. La consola simplemente está preparada para cuando podamos optar a esta configuración y los juegos, como Dirt 5, ya están demostrando que, aun sacrificando resolución y calidad de imagen en el camino, también están preparados.

Es cierto que en esta generación hemos tenido juegos a 4K de forma nativa, pero se nota que la nueva generación no solo está impulsando estas resoluciones, sino que los assets y texturas utilizados para los nuevos juegos también están preparados para este detalle y lucen mejor en pantalla con una diferencia notoria. Así que, incluso habiendo visto juegos en 4K, juegos como Yakuza Like a Dragon y Dirt 5 sorprenden; y repito: son solo la punta del iceberg para lo que está por llegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: