Vuelve Super Mario Party

Vuelve Super Mario Party

Nintendo lanzó Super Mario Party para la Switch, y una de sus novedades es el modo online en el que se podrá jugar.

https://www.youtube.com/watch?v=6-tK_FhJ2ic

El indiscutible Rey de los Party Games realiza un regreso triunfal: ‘Super Mario Party’ emana constantemente esa mezcla de diversión, entretenimiento y encanto propio de los personajes de Nintendo. Pero el auténtico logro de esta nueva entrega es que la Gran Nintendo, por fin, saca todo el potencial latente de Switch y encandila a sus jugadores. La gran novedad es que puede jugarse on line.

Lo primero que nos sorprenderá de esta entrega es que cuenta con un menú bastante original. En lugar de ser una pantalla donde seleccionar opciones, el menú se ofrece en forma de mapa que podremos recorrer con el personaje que hayamos seleccionado y otros tres compañeros más. Cabe destacar que tanto tu personaje como los compañeros se pueden cambiar en cualquier momento de la aventura, así como el nivel de dificultad, alternando entre normal, difícil o extremo.

Antes de acceder al mapa, el juego nos muestra una escena donde podemos conocer un poco la historia que da lugar a todos los acontecimientos. Toad, Toadette y Kamek han decidido organizar un festival y ellos mismos harán de jueces en todos los modos de juego, aunque también estarán distribuidos en el mapa para responder nuestras dudas sobre algunas de las opciones del juego en cualquier momento. Cabe destacar que no se trata de un modo historia en sí, sino una excusa que sin embargo sí que nos animará a intentar completar todos los requisitos que nos pedirá.

Los Toads y Toadette nos guiarán desde este mismo mapa llamado Plaza Party, explicándonos al detalle lo que ofrece cada modo de juego en Super Mario Party al que podremos acceder dentro de esa misma interfaz. Al principio los modos serán limitados, y posteriormente iremos viendo cómo se desbloquean algunos de ellos.

Otro aspecto que se nos presenta desde el principio es un dispositivo que nos entregará Toad llamado Party Pad. Desde él, podremos acceder directamente a otros modos, consultar estadísticas, ver nuestro progreso y más. Este dispositivo también destaca por mostrarnos las 5 misteriosas joyas que debemos intentar conseguir al seguir la trama de la que os hablábamos antes.

Esta narrativa centrada en joyas la podríamos interpretar como una especie de modo historia bastante interesante, ya que nos anima a jugar a los diferentes modos para conseguir los tesoros y descubrir cuál es la historia detrás de estos. Para encontrar cada una de las joyas, deberemos ir cumpliendo varios de los requisitos que nos irá marcando Toadette, entre los cuales se incluyen probar todos los tableros del modo Mario Party, llegar a los cuatro destinos del modo Torrente de aventuras y más. Tal vez se podría haber añadido algo más de contenido o alguna escena más a esta trama, ya que, como os comentábamos antes, es más bien una excusa para completar todos los requisitos que una historia en sí.

Dejando atrás el funcionamiento de la interfaz para elegir modos y la historia, pasemos ahora a analizar los numerosos modos de juego que nos ofrece esta entrega, sin duda uno de los aspectos más positivos de la misma. Recordad que aunque podéis acceder a todos desde la Plaza Party, algunos de ellos se deben desbloquear primero, como os indicaremos a continuació

Podemos decir que este es el modo de juego clásico y competitivo de Mario Party. Si habéis jugado a anteriores entregas clásicas de la serie, conoceréis muy bien su estrategia. El objetivo es lanzar los dados e ir recorriendo el mapa para conseguir el mayor número de Estrellas, que nos otorgará Toadette a cambio de 10 Monedas. Las Monedas las podemos ir consiguiendo por el tablero al lanzar los dados o en los minijuegos que hay entre ronda y ronda de turnos y además de en Estrellas, también podremos usarlas para comprar objetos especiales. Quien consiga más Estrellas en el juego, incluyendo las bonus que se dan al final de la partida, será el ganador.

El juego cuenta con cuatro tableros en total, una cantidad algo escasa que sin duda podría haber sido mayor. Podremos seleccionar tres tableros diferentes, Las ruinas de Roco, La mina del Rey Bob-omb y El paraíso megafrutal, además de un tablero desbloqueable adicional. Si conseguimos superar todos los tableros, recibiremos una joya para el modo historia del que os hablábamos antes.

Este modo de juego está disponible desde el principio y es tal vez uno de los más divertidos de Super Mario Party, probablemente el más recomendado para los fans que llevan jugando durante años a la serie. El hecho de que los personajes abandonen el vehículo que han tenido en las entregas más recientes y puedan ir libremente por el mapa es sin duda divertido, aunque puede que no a todos les agrade el hecho de que el número máximo de rondas se haya reducido a 20. Esto significa que una partida puede durar un máximo de 2 horas, y un mínimo de 1 hora, estando disponible también la opción de 1 hora y media. Eso sí: ninguna partida será igual que la anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: